Una secta recluta entre enfermos de fibromialgia, sindrome de fatiga crónica y otras patologías